En este post queremos dar unos consejos primordiales sobre como elegir el andador más adecuado para cada persona y necesidad.

Uno de los factores más importantes a la hora de escoger un andador es el lugar de utilización. El lugar donde se va a utilizar es un factor que nos hará decantarnos por un modelo u otro en función de los siguientes parámetros.

El andador se va a usar principalmente en casa

Para este caso, podemos hacer uso de prácticamente cualquier andador. En casa no tenemos problemas de suelos con irregularidades, bordillos o desniveles pronunciados. Por lo tanto, desde un andador fijo hasta uno con ruedas nos valdrá. Si que es cierto, que por las dimensiones de las puertas, las esquinas y las zonas con poco espacio, tendremos que tener en mente que las dimensiones del andador no podrán ser muy grandes. Quedando de esta forma excluidos los andadores de cuatro ruedas muy voluminosos, a no ser que contemos con amplias estancias.

andador
Andador para ancianos plegable de aluminio de Ortaid

El andador tendrá un uso mixto exterior-interior

Para esta ocasión, un andador con al menos ruedas delanteras será más recomendado. Debemos tener en cuenta que las irregularidades del terreno hacen que sea muy incómodo arrastrar las patas traseras por la calle. En este sentido, son muchos los clientes que tras adquirir un andador fijo (sin ruedas) buscan un tiempo después ponerle las dos ruedas delanteras, o incluso, hay personas que habiendo adquirido un andador de dos ruedas delanteras buscan la posibilidad de instalar las dos traseras.

andador
Andador Hermes, ligero y plegable con asiento para ancianos de Ortaid

 

El andador sólo se usará en el exterior

Para esta situación, lo mejor es un andador de cuatro ruedas, y a ser posible uno que disponga de las ruedas con el mayor tamaño posible para que supere de la forma más cómodamente posible las irregularidades del terreno. Los rollators son para este escenario, los protagonistas número uno. En este sentido, estos productos vienen preparados para que la comodidad del paciente sea máxima. Disponen de asiento acolchado, cesta para llevar los objetos personales, soporte para bastón, frenos de posicionamiento… Una gran variedad de características útiles en el día a día de estos productos.

andador
Andador para ancianos plegable en aluminio gris, con asiento bajo de Ortaid

 

A parte de esto, otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta es el peso del andador, que va claramente asociado al tipo de material con el que está construido el producto:

Diferencias entre andadores de aluminio y andadores de acero

 

A la hora de empujar y/o arrastrar un andador, el peso del mismo se convierte en un punto importantísimo a tener en cuenta. Los andadores de acero suelen ser muy robustos, pero por contra son muy pesados. Es tal lo que condiciona este punto, que en el mercado es casi imposible encontrar andadores sin ruedas de acero, predominando el aluminio como elemento fundamental.

En cambio, no ocurre lo mismo con los andadores de dos ruedas, en donde en el mercado encontramos andadores de acero (rondan los 6-10 kg) y de aluminio (desde los 2.5 kg en adelante). En este sentido, habrá que vigilar antes de adquirir el producto que es preferentemente de aluminio. Este factor es tan importante que puede hacer que el usuario se canse rápidamente y finalmente no use el producto.

Si tienes alguna duda sobre qué andador elegir, escríbenos un comentario o envíanos un correo electrónico a [email protected] En nuestra tienda online puedes descubrir un amplio catálogo de andadores según las necesidades de cada usuario.

¡Hasta el próximo post! 🙂

1 Comentario

  • Begoña

    Hola yo d s aria saber q andador es mejor para calle y casa y como no pedir la subvención gracias

Deja tu comentario