Las grúas eléctricas para transportar pacientes son una gran ayuda tanto para los usuarios como para los cuidadores, familiares, etc que se encargan del bienestar de las personas con movilidad reducida. No obstante, es muy importante saber cómo usar correctamente una grúa de traslado, puesto que un mal uso puede convertir una ayuda en un gran inconveniente. Las grúas eléctricas permiten, de forma muy cómoda y rápida, transportar a una persona al baño, a la cama o sentarlas cómodamente en un sofá o sillón… y lo mejor, se hace sin apenas esfuerzo. Se trata de un producto muy seguro que mediante un arnés colocado en la posición correcta y apretando un botón, la grúa se desplaza al paciente hacia el lugar deseado, empujando suavemente gracias a sus ruedas.

Otra característica de las grúas son su amplia variedad. Por un lado, podemos encontrar grúas de bipedestación o para cambiar pañales, de techo, tipo silla, para piscinas…En este sentido, lo primero que hay que saber para usar correctamente una grúa eléctrica es conocer cuál es la necesidad y especificidad de cada paciente para elegir, de este modo, la grúa correspondiente. Una vez que tenemos claro qué tipo de grúa necesita el usuario, es obligatorio seguir unas ciertas indicaciones de seguridad.

Los 5 pasos a seguir para mover a una persona con una grúa con total seguridad

1. En primer lugar hay que asegurarse de que el arnés se ajusta perfectamente al paciente y está totalmente abrochado en todos los puntos. Dentro de los arneses también hay una gran cantidad de modelos diferentes: para personas con obesidad, de tipo hamaca, de redecilla para ducha, envolventes o con control del cuello. Para colocar el arnés con el paciente tumbado, se coloca el producto debajo de las piernas y suavemente entre cada pierna. Para ponerlo en los brazos y en la espalda, se da la vuelta ligeramente al usuario. Una vez puesto en un brazo, se da la vuelta para el otro lado y se coloca.

2. Cuando estamos seguros de que se ha colocado y abrochado el arnés a las piernas y brazos, se acerca la grúa y se colocan las tiras a las asas de la máquina. Después, con ayuda del mando, la grúa irá bajando lentamente para después subir suavemente con el paciente ya colocado. Mientras la grúa está levantando al paciente, es recomendable que el cuidador sujete la cabeza y el cuello del usuario para evitar posibles tirones bruscos.

3. Con ayuda de la grúa se lleva al paciente hasta la silla de ruedas, al aseo o lugar donde queramos que el paciente vaya. Con el mando se va regulando y bajando ligeramente hasta el sitio deseado. Cuando el paciente está totalmente sentado en el sitio, se comienza a desabrochar el arnés. En el caso de que se quiera llevar al paciente al baño, para una mayor comodidad, se aconseja dejar al usuario en la silla de traslado y después conducirlo hasta el baño.

4. Para volver a colocarlo en la grúa, es aconsejable empezar por la espalda, ya que si el paciente está sentado será más cómodo para el cuidador. De nuevo se inicia el proceso explicado al principio y se coloca el arnés a los agarres de la grúa, que vuelve a transportar al paciente a la cama. Se trata de un proceso muy sencillo y que resulta rápido y cómodo para cuidador y paciente, pero que ha de realizarse con delicadeza y suavidad.

5. Lo que hay que tener siempre en cuenta es que hay que asegurarse de que los agarres del arnés están bien sujetos a la grúa, no hay que tirar nunca ni del cuello ni de los brazos (en general hay que evitar cualquier movimiento brusco) y por último, la espalda ha de estar siempre recta para que no se produzcan lesiones o molestias.

Cómo trasladar personas de un lugar a otro con total seguridad usando una grúa eléctrica

4 Comentarios

  • luz salazar

    hola me gustaría saber si para una persona con cuadriplejia espastica y deficit cognitivo severo es facil o seguro usar una grua.

    dentro del uso el paciente debe tener un mínimo de colaboración para sostenerse

    • Javier Serrano Buendía

      Buenos días Luz, hay ciertos arneses de grúas que están preparados para transportar pacientes sin movilidad alguna. El arnés completo es el que recoge la cabeza, preparado para personas con baja tonicidad cervical.
      La grúa es un artículo para manejo externo y en ningún momento va a depender del usuario sino del acompañante, que debe calcular espacios para no golpear, colocar el arnés de forma cómoda y útil para su uso exacto, usar botón de emergencia.

      Muchas gracias por el comentario.

  • MARIA

    BUENAS TARDES, CUANTO PESO AGUANTA LA GRÚA? VIENEN PARA PERSONAS OBESAS?

  • marta

    Hola, me gustaría saber si existen estudios sobre la eficacia en cuanto a seguridad de las grúas, ¿ES POSIBLE UTILIZANDO BIEN EL ARNES QUE UNA PERSONA CON HEMIPLEJIA SE CUELE POR EL HUECO DE ABAJO DEL ARNES, en una trasferencia desde la silla a la cama? HAY ESTUDIOS QUE HABLEN DE ESTO, gracias. un saludo.

Deja tu comentario