Pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo. El sueño está muy presente en nuestra vida, es algo vital y necesario, por lo que es muy importante dormir bien. Suele decirse que es más beneficioso menos horas de sueño pero bien dormidas, y la realidad es esa: si nuestro sueño es más largo pero de peor calidad, puede acarrearnos consecuencias negativas en nuestro rendimiento diario. Por ello, el insomnio hay que tenerlo en cuenta y tratarlo.

insomnio

Dormir es una actividad reparadora y combate la fatiga diaria; es un proceso algo estricto, pues requiere de una continuidad o “rutina” para que nos siente bien y realmente sea efectivo. Sin embargo, hay varios factores que pueden cortarnos o casi impedirnos nuestro descanso: es lo que conocemos como insomnio.

El insomnio afecta al 30% de los adultos, y en un 17% de casos provoca alteraciones en la actividad del individuo. Puede darse de dos modos: dificultad para dormirse (más propio en adultos jóvenes) o imposibilidad de mantener el sueño de forma continua; además, también puede clasificarse como ocasional o crónico (este último desemboca en problemas psicológicos y neuróticos).

Tratamiento del insomnio

Hay varios modos de tratar el insomnio, y a continuación os apuntamos algunas formas de ayudar a que nuestro cuerpo y mente se relaje a la hora de dormir:

Somníferos y Fitoterapia

Hay quien toma algún tipo de somnífero o medicamento como benzodiacepinas para conciliar el sueño, pero decantarse por esta opción puede ser peligroso, porque tiene dos principales consecuencias negativas: la tolerancia y la dependencia. En el primer caso, nos referimos a que nuestro organismo se acostumbra al uso habitual de medicamentos y acaba necesitando una mayor dosis para conseguir el mismo efecto con el paso del tiempo; por su parte, mencionamos la dependencia refiriéndonos a la adicción que puede crear este tipo de medicamentos si se consume indebidamente.

Un modo más sano son las tisanas o infusiones de plantas como el Espino Albar, que disminuye la excitabilidad del sistema nervioso y es útil para las palpitaciones, irritabilidad, insomnio y ciertos trastornos de la menopausia. También se recomienda tomar infusión de amapola, ya que posee propiedades sedativas y pectorales. Otras infusiones conocidas y útiles para combatir el insomnio son la manzanilla, melisa, tila o salvia.

Rutina

Nuestro cuerpo funciona como un reloj, por lo que con el sueño ocurre lo mismo: tiene unos horarios predeterminados para los diferentes momentos del día. Por tanto, debemos respetar esos horarios para que nuestro organismo no se desequilibre. Es importante respetar los horarios del sueño, porque todo lo que sea cambiar los hábitos continuamente puede perjudicarnos con cansancio (físico y mental) y un rendimiento más bajo de lo normal.

Dentro de la rutina, debemos llevar cuidado con los excesos: de trabajo, de comida, de televisión u ordenador, de dieta o incluso de sexo. Un exceso de cualquiera de estas actividades puede tener consecuencias en nuestra mente a la hora de buscar la desconexión y conciliar el sueño.

Ejercicio

Muy útil para llegar cansados a la cama al final de la jornada. Salir a correr, en bicicleta, realizar alguna actividad en equipo… toda actividad deportiva, siempre moderada, será beneficiosa para agotarnos y ayudar a coger el sueño con mayor facilidad. Como decíamos el deporte debe ser moderado, pues todo exceso estimula nuestro sistema nervioso.

La edad o condiciones no importan para hacer ejercicio: en caso de las personas de mayor edad, un pedalier, ejercitadores de mano o pesas de plástico puede ayudarle a realizar una actividad deportiva acorde a sus condiciones y siendo conscientes de las limitaciones que tienen las personas mayores. Por su parte, para aquellas personas que tengan que utilizar una silla de ruedas para moverse, no tienen por qué renunciar a hacer una vida deportiva corriente; un buen modo de practicar deporte al aire libre son las handbike, que pueden acoplarse a la silla de ruedas de una manera fácil y rápida.

Relajación

Poner en práctica técnicas de relajación corporal y mental, como el yoga, pueden hacer que nuestra mente desconecte y se aísle llegando a facilitar la conciliación del sueño. Otro modo de relajarse en casa es darse un baño en agua discretamente caliente, bien sea corporal o podal. El agua caliente nos ayuda a relajarnos, a desconectar nuestra mente y a entrar en un clima de relajación intenso.

Elementos para un buen descanso

Lo primordial es disponer de un buen colchón. Hay de diversos tipos, y cada usuario selecciona un tipo u otro dependiendo de sus gustos y características. Los viscoelásticos son más adaptables, permiten la circulación del aire y se hunde más con el calor y se endurece con el frío; los de muelles son más firmes, y ofrecen flexibilidad mientras que los de poliuretano tienen el corte más clásico. Por último, también existen colchones enrollables para ocasiones más puntuales y para transportar o guardar más fácilmente.

No menos importante es la almohada. No encontrar la postura adecuada es uno de los principales problemas a la hora de coger el sueño, y una de las zonas más castigadas por las malas posturas es el cuello. Es recomendable dormir con un cojín o almohada que nos acomode y evite que el cuello se mantenga durante el sueño en una posición asimétrica o incorrecta, lo que podría conllevar problemas o dolores cervicales al despertar.

Además, existen otros elementos para maximizar la comodidad del usuario durante el sueño (cojines “extra”, calientacamas o mantas eléctricas) y la seguridad (barandillas para cama). Una cama bien equipada y amoldada a nuestras necesidades es vital para conseguir que nuestro sueño sea duradero, placentero y evitar así el insomnio.

Por otro lado, los saquitos térmicos gracias a las propiedades relajantes de sus hierbas aromáticas, entras en un estado de relax y bienestar. El calor hace que entre en nuestro organismo subiendo la temperatura, y junto al aroma de lavanda se producen los efectos terapéuticos.

Esperamos que este artículo haya servido de ayuda. En caso de querer saber más sobre cómo combatir el insomnio, así como adquirir alguno de los productos recomendados en este artículo, puede encontrarnos en nuestro servicio de Atención al Cliente en el correo electrónico [email protected]

Deja tu comentario