En algún momento de nuestra vida nos hemos visto obligados a soportar grandes cargas que con el paso del tiempo han ido afectando a nuestra musculatura, particularmente a nuestra espalda. Cuando realizamos una mudanza por ejemplo, debido al peso de las cajas que cargamos y a la adopción de posturas inadecuadas se generan sobrecargas musculares y desequilibrios en la columna, por lo tanto, se producen lesiones al coger peso.

Una mudanza conlleva realizar movimientos y esfuerzos repetitivos, lo que conduce a la disminución de las capacidades físicas de quien lo realiza. Al intentar entrar con grandes muebles en lugares con dificultad como ascensores, patios, terrazas, etc, pueden aparecer molestias en los hombros, los codos, las muñecas o la espalda si se mantienen posturas forzadas durante un largo período de tiempo.

 

lesiones al coger peso

Por ello, debemos ser conscientes de la importancia que supone realizar estos movimientos de manera correcta. Es fundamental evitar todo tipo de esfuerzos y malas posturas que produzcan contracturas, calambres y roturas de fibras musculares.

Cuando cargamos la espalda con mochilas pesadas o mal colocadas también ocasionamos problemas de espalda que si no se corrigen pueden llevar a agravar la lesión. Tenemos que estar pendientes de la carga de las mochilas de los niños y de su buena colocación en la espalda.

Cualquier peso que tengamos que cargar, ya sea para hacer una mudanza, llevar una mochila llena de libros o cargar las bolsas de la compra. Además, debemos hacerlo de manera adecuada para no sobrecargar la musculatura de la espalda, brazos y piernas.

Lesiones al coger peso

Columna vertebral
– Lumbago
– Ciatica
– Hernia Discal
Escoliosis
– Cifosis

Pueden producirse trastornos en el cuello y en el hombro si adoptamos una postura muy forzada con la cabeza (al girarla o al inclinarla). También si realizamos movimientos prolongados. Los síntomas de las lesiones en el cuello son dolor, sensación de hormigueo y rigidez.

Al levantar cargas pesadas aplicamos mucha fuerza con los brazos y las manos. No somos conscientes de que adoptamos posturas incorrectas y forzadas en los brazos y al realizar movimientos repetitivos al levantar la carga, nuestros hombros pueden resentirse.

lesiones al coger peso

Un ejemplo de lesión característica del hombro, el codo o la rodilla es la bursitis. Puede producirse al arrodillarse o al realizar movimientos repetitivos con el hombro. Por lo tanto, si no tenemos en cuenta que lo esencial para realizar estos movimientos es adoptar una postura correcta, podemos sufrir lesiones que nos produzcan dolor, rigidez e inflamación.

Tenemos que tener en cuenta unas recomendaciones básicas para poder realizar de manera correcta la carga de peso. En el siguiente enlace mostramos como prevenir las lesiones al coger peso.

Si tienes alguna duda, escríbenos a través de nuestro correo electrónico [email protected] o déjanos un comentario abajo.

¡Hasta el próximo artículo! 🙂

Deja tu comentario