Muchas son las facilidades de las que pueden beneficiarse, en la actualidad, los usuarios de sillas de ruedas. Las investigaciones y mejoras desarrolladas en los productos para personas con algún tipo de discapacidad física se han multiplicado.

Las sillas de ruedas son una ayuda técnica para personas con problemas en su aparato locomotor o con movilidad reducida debido a alguna lesión o enfermedad física o psicológica. Una de las primeras sillas documentadas fue creada, ni más ni menos, que para un rey Español, Felipe II “El prudente”, en 1595. Su avanzada edad dificultaba sus movimientos y para permitir que el monarca se desplazase, se diseñó una silla con unas pequeñas ruedas al final de cada pata que era impulsada por un cortesano.

La silla de rueda consiste en un asiento con, al menos, tres ruedas aunque lo normal es que disponga de cuatro: dos grandes en la parte trasera y dos más pequeñas en la parte de delante.

Desde las primeras sillas, han sido muchos los cambios realizados. Desde una silla básica con un pequeño ruedín al final de cada pata, hoy en día, encontramos sillas con respaldo reclinable; reposapiés ajustable, ruedas traseras grandes que permiten la autopropulsión; se ha reducido su peso y para facilitar su almacenamiento es posible plegarlas.

Todo avance en la calidad de vida de las personas con movilidad reducida es poco. Permitir que toda persona pueda valerse por sí misma es fundamental, sentirnos útiles siempre nos ayudará y nos motivará para ser mejores. Coger un libro o un vaso de un armario supone una gran dificultad para las personas con problemas de movilidad. Para que esto no ocurra, han desarrollado, por ejemplo, sillas de ruedas elevadoras.

Otra novedad son las sillas para practicar gran diversidad de deportes como baloncesto, tenis, senderismo… que les permite, incluso, participar en campeonatos deportivos como los Juegos Paralímpicos.

Dentro de todo lo posible, la vida de las personas con discapacidad es, cada día, un poco más fácil y debemos seguir trabajando para conseguir que tengan las mismas oportunidades que las personas con movilidad en sus extremidades inferiores.

En Belibe trabajamos para normalizar su situación al máximo. Para ello disponemos de gran variedad de sillas de ruedas: plegables; ligeras; reclinables; con motor e incluso, para todos los aventureros, sillas de ruedas todo terreno que se adapta a terrenos irregulares y permite largos paseos por la montaña.

Para cualquier información no dude en ponerse en contacto con nuestro departamento de Atención al Cliente a través de  nuestro correo electrónico [email protected]

Deja tu comentario