Por suerte, las rampas de acceso son un elemento cada vez más extendido en la sociedad y al que se le comienza a dar la importancia que merece. Sin embargo, quedan aún muchos aspectos que mejorar de esta ayuda que resulta imprescindible para los usuarios de sillas de ruedas o con limitaciones de movilidad.

A día de hoy podemos encontrar todavía muchos edificios y construcciones públicas y privadas que no cuentan con las adaptaciones necesarias. Por eso, en muchas ocasiones el usuario se tiene que ver obligado a tener su propia rampa portátil o a encontrar adaptaciones de rampa para la vivienda en lugar de realizar obras y construir una rampa.

Esta solución puede ser incluso más recomendable en algunos casos ya que, si lo que se necesita es salvar un escalón de poca altura, puede ser más útil y rápido incorporar una rampa portátil de aluminio o acero. Estas rampas suelen ser muy seguras y están homologadas para una larga duración.

Si estamos pensando en comprar una rampa para salvar estos pequeños obstáculos o escalones, hay varios aspectos que tenemos que tener en cuenta. El primer punto que debemos asegurar antes de comprar una rampa son las proporciones de inclinación con respecto a la altura del escalón: Es recomendable que por cada 10 cm de altura, la rampa mida 1 metro de longitud.

Teniendo en cuenta este primer parámetro, podremos proceder a elegir el tipo de rampa que más nos guste o que mejor se adapte a las necesidades del usuario y a las características concretas del obstáculo que debemos salvar. Para ello, podemos dividir las rampas en cuatro tipos que podrás en contrar también en nuestra página web:

Rampas de doble raíl

Estas rampas suelen estar fabricadas en aluminio y pueden ser fijas o plegables para poder quitar y guardar una vez se haya utilizado. Las rampas de doble raíl están diseñadas para que cada una de las ruedas de la silla vaya por uno de los raíles.

Por supuesto, antes de utilizarla debemos asegurarnos de que la rampa está bien fijada y que, en caso de que los raíles estén separados, se encuentran a una distancia adecuada para que las ruedas circulen de manera correcta y no se produzcan accidentes.

Rampas enrollables

Estas rampas son muy útiles a la hora de transportar y guardar después de haber sido utilizada. Al ser una rampa enrollable, ocupa mucho menos espacio que las rampas convencionales para su almacenaje. Puedes echar un vistazo a la ramapa enrollable que tenemos en nuestra página web y comprobarás, además, que se trata de una rampa muy ligera y con una superficie antideslizante y completamente segura.

Rampas plegables

Como solución para poder guardar una vez utilizada, este tipo de rampas es la mejor opción. Puedes encontrar desde rampas ligeras fabricadas en aluminio hasta rampas más resistentes de acero. En nuestra página web contamos con rampas plegables de todas las medidas y de cómodo transporte. La mayoría de estas rampas se cierran en forma de maleta y suelen incorporar un asa para llevar fácilmente.

Rampas telescópicas

Este tipo de rampas también son muy útiles para almacenar ya que, al ser retráctiles, ocuparán muy poco espacio una vez cerradas. Las rampas telescópicas que puedes encontrar en belibe Salud son raíles adaptados para sillas de ruedas con una fabricación segura y materiales antideslizantes muy cómodos para el usuario.

PO6000.jpg

Desde belibe Salud os recomendamos que echéis un vistazo a nuestra nuestra página web en la categoría de Rampas para encontrar la que mejor se adapte a vuestras necesidades y preferencias. Os recordamos de nuevo que es muy importante tener en cuenta la altura para elegir la longitud adecuada de nuestra rampa.

Esperamos que este artículo os haya sido de utilidad. Si aún así tenéis alguna duda sobre cuál puede ser la mejor rampa para vosotros, no dudéis en poneros en contacto con nosotros en el correo electrónico [email protected] desde el que nuestro equipo de profesionales os asesorará.

¡Seguid atentos a nuestro blog para más novedades sobre nuestra ortopedia!

2 Comentarios

  • Maite Egaña

    Necesito una rampa portátil para salvar 36 cm de altura con 2 escalones. Es para silla de ruedas con acompañante para un mes de verano solamente. Muchas gracias por su ayuda.
    Maite Egaña.

Deja tu comentario