¿Es recomendable utilizar lentes para hacer deporte? Hay voces que están a favor y en contra, no hay un argumento convincente al 100% en el público «de a pie». Los datos son los que son: casi el 50% de la población practica deporte asiduamente u ocasionalmente (46%), y más de la mitad de la población de España (un 53% aproximadamente) tiene problemas de visión; por estadística, bien sean deportistas de élite o aficionados serán muchas las personas que se vean obligadas a realizar deporte con gafas o lentes.

Dependiendo del grado de dificultad de visión, en unos deportes será más necesario utilizar lentes o gafas. Siempre se ha hablado sobre si las lentillas se caen durante el ejercicio, si el ojo se irrita o se produce alguna lesión mientras se lleven lentillas… pero, en palabras del óptico-optimetrista David Calderón (especializado en visión deportiva), las lentes de contacto favorecen la visión periférica: «Ofrecen un mayor campo visual que la gafa, una mejor percepción de los tamaños y de las distancias, sobre todo cuando hay diferencias entre las condiciones visuales que presenta un ojo en relación con el otro, esto es, la anisometropía».

Calderón también destaca la comodidad de las lentes para hacer deportes, ya que «ni se empañan, ni molestan, ni se mueven» en contraposición a las gafas. El óptico-optometrista también descarta ciertos mitos de los que se habla a la hora de utilizar lentes para hacer deporte: «Es muy difícil que la lentilla se pueda caer durante ele ejercicio. He visto muy pocos casos, solo en deportes de contacto».

También descarta que, al usar lentillas haciendo deporte, sea más fácil sufrir una lesión ocular: «Es bastante improbable lesionarse así, aunque es recomendable utilizar gafas técnicas sin graduación para proteger el ojo ante polvo o pequeñas piezas, al igual que sucede con deportistas sin problemas de visión». Calderón no considera que se pueda sentir sequedad o irritación al aire libre debido a los materiales con los que se fabrican las lentillas, como el hidrogel de silicona. Sin embargo, recomienda utilizar lágrimas artificiales para hidratar el ojo de manera artificial.

Por último, David Calderón asegura que no se distorsiona el campo de visión con las lentillas, sino todo lo contrario: «las distancias y tamaños se perciben más naturales que con gafas, especialmente en graduaciones medias-altas o en casos de anisometropía». En el caso de la natación profesional, es totalmente recomendable utilizar lentillas. Los nadadores usan gafas durante las competiciones o entrenamientos, por lo que no debería suponer un problema al no poder entrar agua al ojo. La visión será igual que al aire libre debido al uso de gafas, por lo que podremos utilizar sin problema lentillas.

En resumen: las lentillas no deben caerse, irritar ni empeorar el campo de visión. Son un elemento que provoca el efecto contrario, siempre y cuando sean lentillas de una graduación y características adecuadas para nuestras necesidades, así como con una hidratación adecuada bien por el material de fabricación o por el uso de lágrimas artificiales.

Esperamos que este artículo os haya sido de utilidad e interés. En nuestra tienda disponemos de lágrimas hidratantes artificiales, por lo que te invitamos a echar un vistazo a nuestro catálogo web para elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Si necesita saber cualquier cosa o tiene alguna duda, puede contactar con nosotros en nuestro servicio de Atención al Cliente por correo electrónico ([email protected]).

Deja tu comentario