Aunque en anteriores artículos ya hemos mencionado los productos más recomendables para adaptar un dormitorio para una persona encamada, en esta ocasión vamos a profundizar y hablaremos sobre uno de esos productos: las mesas auxiliares de cama. Son un producto que permite infinidad de oportunidades, que favorece el ocio y entretenimiento del paciente durante el encamamiento. Es por ello por lo que hoy lo destacamos.

Las mesas auxiliares de cama son muy prácticas, ya que permiten realizar gran cantidad de tareas de la vida cotidiana. Son especialmente recomendables para somieres articulados con planos, ya que permiten elevar la parte del cabecero para incorporar al paciente. De este modo, el encamado podrá comer, leer, escribir, utilizar el ordenador y muchas tareas más.

Es un producto que suele utilizarse en hospitales, ya que es allí donde los pacientes suelen pasar más horas encamados. La mesa auxiliar también es un producto presente en residencias de la tercera edad, puesto que algunos ancianos deben pasar largos periodos sobre la cama o en un sillón; la posibilidad de regular las mesas auxiliares en altura hacen de este un producto muy polivalente y para todo tipo de público.

Hay diferentes tipos de mesas auxiliares de cama:

– Con ruedas: son muy útiles ya que permiten, de un modo más rápido y sencillo, colocar la mesa a la distancia que el usuario quiera. Además, permite retirarla más cómodamente y transportarla sin tener que carga en peso con ella. La gran mayoría de modelos cuentan con un tablero regulable en ángulo, para utilizarla para comer, leer o utilizar el ordenador. Cuentan con freno en, al menos, dos de las ruedas para evitar que se mueva durante su uso.

– Con patas: son más pequeñas y cuentan con patas plegables que permiten usarlas como una bandeja o como una mesa auxiliar. Dependiendo del modelo, ofrecen una inclinación diferente o se mantiene en posición horizontal. Suelen ofrecer menor estabilidad que las mesas con soporte y ruedas, pero son más manejables al poder colocarse sobre las piernas.

– De un plano: toda la superficie de la mesa es en una pieza, por lo que se regula la totalidad de la mesa auxiliar de forma uniforme.

– De dos planos: dispone de dos “bandejas” o superficies que pueden regularse independientemente, a gusto del usuario. Son útiles, por ejemplo, para leer con el tablero inclinado y tener una bebida en el tablero que se deje en posición horizontal.

Además de su utilidad para enfermos que han de guardar reposo en cama, también puede utilizarse como una mesa convencional o como un soporte para que los niños dibujen en su tiempo libre.

Esperamos que hayáis conocido más a fondo las mesas auxiliares, sus tipos y funcionalidad. En belibe Salud contamos con diferentes modelos de mesas auxiliares para cama, por lo que os invitamos a entrar en nuestra página web y ver nuestro catálogo on-line. Si estáis interesados en algún modelo o queréis solicitar información, podréis contactar con nosotros a través de nuestro departamento de Atención al Cliente enviando un correo electrónico a [email protected].

2 Comentarios

  • Natividad Ortiz

    Me gustaría antes de hacer el pedido que me informéis de las siguientes características de la MESA OSCILANTE PARA CAMAS COOPERS
    – peso total de la mesa,
    – peso que puede soportar y
    – si alguna de las ruedas tiene freno.

    Muchas gracias.

Deja tu comentario