A la hora de comprar una silla de ruedas debemos mirar varios aspectos: material, tamaño, si es plegable… y el tipo de rueda. No es lo mismo una silla de ruedas que se vaya a utilizar en exterior (asfalto, acera, parque…) que una cuyo uso sea exclusivamente la movilidad dentro de casa, hospital o residencia. En el momento de elegir una rueda para silla de ruedas debemos tener en cuenta dos aspectos:

  1. Tamaño de la rueda
  2. Tipo de neumático

Dependiendo de las condiciones del suelo, la disponibilidad de un cuidador, será más adecuado elegir un modelo u otro.

Tamaño de rueda para silla de ruedas

La distinción principal será entre ruedas grandes y pequeñas. Las ruedas grandes, de 600 mm (24″) sirven para que el paciente pueda autopropulsarse, bien moviendo la rueda impulsándose con los radios de la llanta o con un agarre específico de forma circular soldado a la estructura de la rueda.

Por su parte, las ruedas pequeñas se utilizan en sillas de ruedas fabricadas para que el usuario sea empujado por un cuidador o familiar, ya que el usuario no puede mover la silla de ruedas por sí mismo, o para moverse por lugares más estrechos de manera autónoma.

Las sillas con rueda grande son recomendables para un uso en exteriores, ya que las ruedas hacen que la silla sea más ancha y en exterior no tendrá problemas de moverse por pasillos estrechos. Están más preparadas para terrenos accidentados y con desnivel, al tener más rozamiento con el suelo.

En cambio, las sillas de rueda pequeña son más aconsejables para interiores, ya que ocupan menos espacio y pueden pasar por lugares estrechos. Es un modelo de rueda muy útil en prácticas deportivas, ya que ofrecen una mayor rapidez de giro.

 

rueda para silla de ruedas

 

Tipos de rueda para silla de ruedas

Principalmente, hay tres tipos de neumáticos para sillas de ruedas:

  1. Ruedas neumáticas (de aire): presentan un mayor confort y son más ligeras, pero están más expuestas a riesgo de pinchazos
  2. Ruedas de inserto sólido (intermedias): disponen de una cubierta normal con un macizo insertado dentro de ésta
  3. Ruedas macizas (sintéticas): son más resistentes, más pesadas y no se pueden pinchar

Por tanto, si desea utilizar una silla de rueda en exteriores es más aconsejable una rueda grande; dependiendo de la utilidad en exteriores que se le vaya a dar escogeremos entre rueda gruesa (paseos, vida diaria fuera de casa) o fina (para competiciones deportivas y realizar ejercicio). Si, en contraposición, el uso va a ser en interiores podemos elegir cualquier modelo de silla de ruedas, pero una silla de ruedas pequeñas será más útil al ser más estrecha y ligera (siempre que pueda propulsarnos un cuidador).

En caso de querer saber más sobre las sillas de ruedas, consulte nuestra tienda online o contacte con nosotros a través de nuestro servicio de Atención al Cliente ([email protected]).

¡Hasta el próximo artículo! 🙂

Deja tu comentario